lunes, 4 de julio de 2011

Un matrimonio sólido

El viernes desapareció en un estacionamiento, una carpeta con documentos que yo tenía en el auto: misterio, rabia, denuncias.  Esta mañana me llamó un buen hombre que encontró varios papeles desparramados en una esquina del microcentro.  Así recuperé la libreta de matrimonio a la que le pasó un colectivo y varios autos por encima. Estaba un poco cascoteada pero entera gracias a  que iba guardada  en una bolsa ziplock. Toda una metáfora del matrimonio

1 comentario:

  1. Bueno, un tiro para el lado de la justicia, al menos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

intentalo que podés!